Site Loader

En tiempos de incertidumbre y vulnerabilidad, es normal sentir tristeza, preocupación, ansiedad, o hasta enojo. En este contexto, a veces, las relaciones se vuelven muy tensas y difíciles.

¿Como podemos construir un dialogo que promueva la cooperación y la escucha y no la dominación y la violencia?

Desde covid19sancristobal.org les queremos invitar a conocer el proceso de comunicación no violenta, que nos ayuda a cuidar nuestras relaciones en estos tiempos de cuarentena.

La comunicación no violenta es un proceso desarrollado por Marshall Rosenberg, que nos invita a expresarnos con sinceridad y claridad, sin juicios, críticas y exigencia, y al mismo tiempo nos invita a prestar una atención respetuosa y empática hacia las demás personas.

La comunicación no violenta está basada en un principio fundamental: detrás de todas las acciones humanas hay necesidades que las personas intentan cubrir. Si sabemos identificar nuestras necesidades, las necesidades de las demás y los sentimientos que las acompañan, podremos lograr una comunicación auténtica y relaciones más armoniosas y así contribuir al bienestar personal y colectivo.

El lenguaje de la comunicación no violenta incluye dos partes: expresarnos con honestidad y escuchar con empatía.

Ejemplo:

Si tú le dices a tu pareja: “Eres una egoísta: piensas sólo en ti”

Frente a este juicio es muy probable que la otra persona se sienta atacada, se cierre, entre a la defensiva y empiece a estallar un conflicto. Del cual será difícil bajar la tensión y muy probablemente terminará sin que ninguna de las personas involucradas satisfaga su necesidad.

Podemos utilizar las 4 componentes de la comunicación no violenta para crear la calidad de conexión necesaria para encontrar soluciones que funcionen a las dos partes en un conflicto.

En este ejemplo, puedes decir a tu pareja:

Primer paso. Describe objetivamente lo sucedido:
– “En la última semana estuviste fuera todo el día y regresabas a casa para cenar y luego te ibas a dormir.”

Segundo paso: Expresa tus sentimientos:
– “Me siento triste y frustrado…”

Tercer paso. Busca la necesidad profunda que no está satisfecha:
“…porque necesito atención y cuidado”

Cuarto paso. Has una petición clara y concreta para cuidar estas necesidades:
– “Extraño compartir tiempo contigo y para mí es importante encontrar espacios para convivir: ¿encontramos un momento para platicarlo?

Conoce los 4 pasos de la comunicación no violenta:

  1. Observar sin evaluar
  2. Identificar y expresar los sentimientos
  3. Identificar y expresar nuestras necesidades
  4. Formular peticiones consientes

Introducción a la comunicación no violenta (CNV)