Site Loader

La mayoría de personas con síntomas de Coronavirus, no necesitan atención médica especial y pueden recuperarse en casa.

Quédate en casa y guarda reposo en caso de 1 o más de los siguientes síntomas:

  • Catarro.
  • Estornudo.
  • Tos.
  • Dolor de garganta.
  • Ligera dificultad para respirar.
  • Fiebre arriba de 38 grados.

Contacta a un personal de salud en caso de 1 ó más de los siguientes síntomas:

  • Los síntomas están empeorando en un par de días.
  • La respiración se dificulta cada vez más (por ejemplo al caminar).
  • El paciente se siente confundido.
  • Fiebre de más de 38°C por más de 3 días.
  • Tienes más de 70 años y presentas fiebre.
  • Tienes una enfermedad crónica como diabetes, presión alta, o enfermedad de corazón y presentas fiebre.

Cuidados en casa a pacientes no graves posiblemente con COVID-19

  • Tomar temperatura regularmente.
  • Se puede utilizar paracetamol para aliviar el malestar. Evitar ibuprofeno, diclofenaco o naproxeno.
  • Si presenta fiebre por más de 72 horas, busca atención médica.
  • Beber suficiente agua o vida suero oral. Una buena hidratación es muy importante.
  • El cuidador del enfermo debe ser sólo una persona, que se encuentre en buen estado de salud, sin hipertensión, diabetes u obesidad y no mayor de 60 años.
  • El enfermo debe de permanecer solo en un cuarto y si esto no es posible, colocarlo en el espacio menos utilizado por la familia (se puede separar el paciente con una cortina de plástico). Es recomendable abrir las ventanas si no hace mucho frío, para mantener el espacio con buena ventilación.
  • Si no se puede poner una cortina, es importante mantenerse al menos a un metro de distancia del enfermo. El enfermo debe de usar cubre bocas (si no tiene problemas para respirar).
  • Si la enferma es una madre que amamanta a su bebé, puede seguir haciéndolo. Debe de lavarse las manos antes y después de alimentar a su bebé y usar cubre bocas. Si la enferma tiene un hijo menor de 5 años, puede estar cerca, usando cubre bocas y lavando frecuentemente sus manos.
  • Si el enfermo es mayor de un año y está lactando, la madre debe amamantar a libre demanda, usar cubre bocas mientras lo hace y lavar sus manos antes y después de amamantar.
  • El lavado de manos debe de ser frecuente, principalmente cuando el enfermo limpie su nariz, estornuda o tose. Si no tienen suficiente agua en casa, el enfermo debe lavarse las manos con gel desinfectante o con una solución de alcohol al 70%. Sin embargo, es preferible jabón y agua.
  • El cuidador debe de evitar el contacto directo con líquidos corporales del enfermo como saliva, moco y flema, además de materia fecal y orina. Debe usar guantes y cubre bocas desechables al atender al enfermo, hacer limpieza del cuarto o tocar la ropa sucia.
  • El cuidador y todos los miembros de la familia deben de evitar tocar objetos de uso personal del enfermo (como cepillo de dientes, teléfono celular, cubiertos, platos, bebidas). El cuidador debe usar guantes desechables, cubre bocas y ropa protectora (por ejemplo, bata de tela o desechable) cuando limpie superficies o ropa sucia.
  • Los cubiertos y platos del enfermo se pueden reutilizar siempre cuando se laven bien con agua y jabón o con detergente después de su uso. En el caso de la ropa del enfermo, sus sábanas, toallas y cobijas, es importante no sacudirlas, sino, colocarlas en una bolsa cerrada por seis horas y después lavar con detergente y agua.
  • Se deben limpiar y desinfectar una vez al día las superficies tocadas con frecuencia, como mesas de noche, cabecera de la cama, y otros muebles del dormitorio y, si hicieron una división con una cortina de plástico, limpiar la cortina.
  • Si el enfermo usa un baño de forma exclusiva, hay que limpiar y desinfectar las superficies del baño y la taza al menos una vez al día. Si el enfermo comparte el baño, el enfermo debe de limpiar la taza, palanca y llave del lavabo después de cada uso.
  • La limpieza se hace con una solución de cloro (cuatro cucharadas de cloro para un litro de agua).
  • Abrir ventanas y puertas varias veces al día para ventilar el espacio
  • Después de usar guantes y cubre bocas, primero quitar los guantes y lavar las manos, después quitar el cubre bocas y volver a lavarse las manos. Los guantes y cubre bocas usados se tiran a un bote de basura con tapa. No se deben reutilizar guantes y cubre bocas de un sólo uso. Sólo si el cubre bocas es reutilizable y lavable, entonces debe guardarse en una bolsa de plástico y cerrarla, para después lavarlo con agua y jabón y sacarlo al sol antes de volver a utilizarlo.
  • El cubre bocas debe de estar bien ajustado a la cara y no debe de tocarse ojos, boca y nariz mientras se usa.
  • La persona enferma debe permanecer en casa hasta siete días después de que desaparezcan los síntomas (fiebre, tos, dolor de cabeza, etc.). Además, es importante vigilar el estado de salud del cuidador y demás familiares, por 14 días después de que el familiar enfermo haya recuperado.

¿Cuándo debes buscar atención médica inmediata?

El enfermo de COVID 19 que está en casa debe de buscar atención médica inmediata cuando:

  • Tiene problemas para respirar
  • Presenta dolor o presión persistente en el pecho
  • Presenta confusión o incapacidad para despertar
  • Tiene los labios o cara de color azulado
  • Toses con sangre
  • Rechaza los alimentos

También debe buscarse atención médica si tienes alguno de los siguientes factores de riesgo y presentas síntomas de coronavirus: Ver arriba, si no hay fiebre o síntomas de alarma también quedar en casa

  • Enfermedades del corazón (Cardiopatías)
  • Enfermedades respiratorias crónicas como fibrosis quística, displasia broncopulmonar o asma, entre otros.
  • Tienes diabetes, cáncer, obesidad o desnutrición.
  • Estas embarazada.
  • Vives lejos de un centro de salud y sería difícil acudir si tus síntomas empeoran.

Si necesitas trasladarte a un centro de salud:

  • Utiliza cubre bocas.
  • Si es posible, evitar el transporte público al centro de atención médica. Abrir las ventanas del vehículo si es posible.
  • El contacto enfermo debe realizar siempre higiene respiratoria y de manos, y permanecer tan lejos como sea posible de otras personas (al menos 1.5 metros) cuando se transporte y cuando llegue al centro de atención médica.
  • Cualquier superficie que se ensucie con secreciones respiratorias o líquidos corporales durante el transporte, deben ser limpiados y desinfectados con la solución de cloro diluido.

Cuando parar el aislamiento

  • Cuando se ha hecho una prueba de seguimiento y resulta negativa y además el paciente ya no presenta fiebre, tos o dificultad para respirar se puede parar el aislamiento.
  • Si no se ha hecho una prueba de seguimiento y han pasado al menos siete días que el paciente no presenta síntomas puede parar el aislamiento.
  • Si se ha hecho una prueba que resulta positiva y aunque el paciente ya no presenta síntomas debe de continuar el aislamiento al menos siete días más.
Recursos destacados

Más Sobre Cuidados cuando se presentan síntomas